La malta

Si hay algo que me gusta, sobretodo por las mañanas es el café, y eso no lo perdono. Aunque claro, si durante todo el día voy tomando, luego llega la noche y me cuesta dormir.



El máximo de cafés para mí en un día son tres. Pero he intentado sustituir uno de ellos por una infusión. Y para aquellos días en los que nos apetece tanto un cafelito... he probado de tomar MALTA. Es un cereal que se obtiene de la cebada germinada y tostada. Es muy antigua, pues antaño muchas familias hacían el café así.



Yo la preparo de la siguiente forma. Pongo a hervir en un cazo agua. La proporción es de 1 cucharada de malta por una taza de agua. Cuando empieza a hervir lo dejamos unos minutos y después retiramos del fuego. Lo colamos y ya tenemos nuestro café de malta. Le podemos añadir leche o bebida vegetal al gusto.

Entre sus beneficios cabe destacar que nos ayuda a liberar de los síntomas de nerviosismo y ansiedad que nos da el café. Tiene mucha cantidad de magnesio, fósforo, potasio y es fuente de fibra soluble, a parte de ser gran antioxidante. 



Es beneficiosa para las personas que sufren diabetes, ya que retarda el índice de absorción de glucosa y disminuye los niveles que el cuerpo absorbe de colesterol de ciertos alimentos.

Y vosotros, sois más de café o de infusiones?? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar! =)